Uncategorized

SJB Mass Update – May 6, 2020 (En Español)

By May 6, 2020 No Comments

Estimados(as) Hermanos y Hermanas en Cristo:

Quiero comenzar haciéndoles saber un poco de mi experiencia durante estas siete semanas que no hemos podido tener misa pública.

Durante este tiempo, hemos estado experimentando una montaña rusa de emociones: ansiedad de un futuro desconocido, tristeza al ver una iglesia vacía, frustración por tanta dependencia de la tecnología y los problemas que trae, ira al saber de personas muriendo solos(as) en los hospitales, miedo a lo que el diablo puede hacerle a tantas personas que no reciben la fuerza de la Palabra y los Sacramentos, alegría al darse cuenta de que la mayoría de ustedes consideran a Dios una parte esencial de sus vidas, esperanza al ver la juventud de nuestra parroquia juntarse virtualmente y el fuerte deseo de regresar a la Iglesia.

 

Ha sido muy difícil mirar el futuro incierto, ya que nadie hubiera imaginado el increíble impacto y los efectos duraderos que tendría este poderoso virus. El rol de pastor es definitivamente algo que excede mi capacidad, especialmente en estos tiempos, pero puedo decir que el Señor me ha ayudado y consolado, sobre todo, a través de su apoyo y sus oraciones. Algunos nos ofrecieron su ayuda para continuar con nuestros ministerios (orando por los enfermos, apoyo de misa en línea, educación religiosa virtual, dispensa de alimentos, misa de autocine, etc.) de maneras heroicas. Es un honor y una bendición para mí ser considerado parte de su familia.

En marzo, cuando se suspendieron las misas públicas, estábamos todos en estado de schock e incrédulos por lo que acababa de suceder. Por primera vez en nuestras vidas, no se nos permitía ir a Misa. Yo no sabía qué hacer, pero estaba convencido de que no podían quitarle completamente al Señor de todos. Decidimos dejar expuesto el Santísimo Sacramento el domingo siguiente y comenzamos a usar Signup Genius para controlar la cantidad de personas en la Iglesia en un momento dado. Luego, comenzamos a transmitir nuestras Misas en vivo, después de que algunos de ustedes sugirieron que deberíamos hacerlo. Luego, recibimos instrucciones del Arzobispo de que aún podríamos tener algunas personas con nosotros durante la Misa para ayudarnos a transmitirla en vivo e incluso, a alguien para cantar. Desde entonces, he estado pidiendo la ayuda de lectores y músicos para hacer que la Misa en línea sea algo más agradable. Pero no podía invitar a todos a venir. Por último, en conversaciones con funcionarios de la ciudad, quienes acordaron la importancia de las necesidades espirituales de nuestras comunidades, pudimos reunirnos nuevamente como Iglesia en nuestro estacionamiento, aunque a la mayoría de ustedes no se les permitió abandonar sus automóviles, no pueden imaginar cuánta alegría sentí al ver sus caras nuevamente después de tanto tiempo.

 

Ahora, después de un largo período de ayuno espiritual, el Señor ha abierto una ventana de gracia para que aquellos que deseen recibirlo puedan tener la oportunidad de hacerlo. El Arzobispo ha anunciado que las Misas ahora están abiertas al público, aunque en cantidades limitadas. Con el decreto del arzobispo, en vigencia el sábado 9 de mayo, ahora es posible que algunos participen activamente en la misa.

Nuestro objetivo es proporcionar una forma segura de recibir al Señor, al tiempo que evitamos que el virus se propague, así que déjenme darles alguna información importante:

• Solo se permiten diez personas dentro de la Iglesia, y deben practicar un distanciamiento social seguro. Un hogar familiar cuenta como una unidad. (Los servidores y los músicos no cuentan, pero deben abstenerse de interactuar con el resto de los feligreses). 4 de las 10 unidades estarán reservadas para los lectores (2) y ministros Eucarísticos (2).

• Se abrirán 6 espacios para unidades familiares para los feligreses que deseen participar dentro del área del templo. Para reservar un lugar, deberán reservarlo en línea (a través de Signup Genius) o llamar a la oficina.

• Si los espacios están llenos para una Misa, recuerde que cualquier Misa, independientemente del día, es una buena oportunidad para escuchar la Palabra de Dios y recibir el Sacramento de la Eucaristía.

• Además acomodaremos a las familias individuales para usar ciertas habitaciones dentro de la parroquia, de manera que eviten las interacciones entre ellas. Más información sobre cada parroquia vendrá pronto a través de Flocknote.

• Al suscribirse a Flocknote, comenzará a recibir nuestros mensajes de texto / correos electrónicos. Si aún no se ha registrado en Flocknote, ahora es el momento de hacerlo, ya que la mayoría de nuestras comunicaciones con usted llegan a través de ese lugar.

• Por favor, no te sientas empujado a venir. Si no se siente cómodo viniendo, porque usted o alguien que le importa podría estar en riesgo, recuerde que la obligación Dominical de asistir a misa todavía se levanta. Solo estamos brindando una oportunidad para aquellos que puedan y desean recibir los Sacramentos. Si se le impide hacerlo, trate de encontrar otras formas de santificar su Domingo, como ver misa.

• Si se siente enfermo, POR FAVOR QUEDESE EN CASA. La caridad exige que cuidemos de los demás e incluso, a expensas de nuestras propias necesidades.

• Continuaremos brindando opciones de transmisión en vivo, en Facebook y YouTube, para aquellos que prefieren quedarse en casa.

• Lamentablemente, no podemos ver el futuro y no podemos decirles cuándo las cosas volverán a la normalidad. Es por eso que todas estas medidas, incluido el programa que se encuentra a continuación, están sujetas a posibles cambios en el futuro.

Con respecto a los horarios, a partir del sábado 9 de mayo, el horario de cada parroquia será el siguiente:

Que la paz de Cristo el Buen Pastor llene sus vidas,

Con Amor, APB